Para Guías Turísticos en Madrid (y aficionados)

02/11/2010

Cualquier hijo de vecino no pude meterse a Guía Turístico así, de la noche a la mañana, por estar suscrito a la editorial El Avapies, haberse leído tres galdoses, dos umbrales y algo de Carandell. Pero con esta herramienta, puede intentar aparentarlo.

Detalle de la diosa Cibeles, desde MonumentamadridMonumentamadrid es un proyecto web  del Ayuntamiento de Madrid en continua evolución que recoge información pormenorizada de un montón de grupos escultóricos, edificios singulares, placas conmemorativas, piezas curiosas de mobiliario urbano, fuentes, arcos y otros elementos de ornamentación de la capital española.

De cada monumento facilitan una precisa descripción, además de interesantes datos históricos (fecha y motivo de su construcción o instalación), técnicos (medidas, materiales…) y un pequeño plano de su ubicación exacta. Sin embargo, hay que destacar especialmente la gran galería de imágenes de cada pieza. Fijáos, si no, en los monumentos madrileños más conocidos, como la fuente de Cibeles o la estatua de Colón, por ejemplo.

Toda esta información puede descargarse en un archivo pdf prediseñado en forma de ficha didáctica sobre cada monumento. Ideas: puedes utilizarla para preparar una ruta por Madrid, guardar en el album de fotos de la útlima visita a la capital, o como material complementario en algún trabajo de clase.

La información puede localizarse en esta página web buscando directamente por palabras clave (al estilo Google, que dicen algunos) pero también navegando por sus menús, clasificados por diferentes criterios: el propio nombre del monumento, la zona geográfica (calles o distritios), la época de su instalación e incluso por el autor. También se puede seleccionar una categoría (Estatuas, Fuentes, Puentes…) y ver todo lo que hay clasificado en ese grupo temático.

Por ejemplo, puedes buscar los monumentos de tu barrio y organizarte un paseo guiado para tus hijos, sobrinos o nietos. Bueno, también puedes aprenderte tres o cuatro detalles curiosos y fardar delante de algún amigo o amiga.

Y a los guías profesionales les servirá sin duda para completar sus conocimientos, añadir algún detalle a su discurso o variar ligeramene el itinerario habitual de su paseo.

¡Hala, a patear la calle, que aún no hace tanto frío!

Anuncios