¿Qué hacer con un teléfono móvil viejo?

03/01/2008

Si pronto vas a tener un teléfono móvil nuevo, no tires el viejo… ni lo guardes en el cajón.

Dona tu movil

Este domingo, Melchor, Gaspar y Baltasar vendrán cargados, entre otras cosas, de cachivaches electrónicos para hacerte feliz… si has sido bueno o buena, claro. Y si al lado de tus zapatos te encuentras un teléfono móvil nuevo, desde aquí te ahorraré el problema de pensar qué hacer con el viejo. Porque aunque ahora pienses que lo vas a guardar como “móvil de repuesto”, piensa también que en unas semanas seguramente ya no te acordarás de cómo se utilizaba ¿Y cuál era tu clave de acceso al móvil antiguo? ¿Y cómo se enviaban los MMS?… Te sugiero dedicarlo a algo más útil que criar polvo en un cajón perdido.

Hace un par de años Cruz Roja Española y la Fundación Entreculturas lanzaron una campaña en el territorio nacional, aún vigente, para recoger los teléfonos móviles usados y revenderlos (si aún funcionan), reciclar sus partes útiles o asegurse de que sus componentes inútiles no contaminen. Los fondos recaudados con estas operaciones se dedican a ayuda humanitaria y proyectos educativos.

En la web donatumovil.org puedes enterarte de cómo funciona esta campaña, dónde recoger bolsas para enviarles tu móvil viejo (sin ningún coste) o incluso solicitar bolsas para repartir entre tus familiares y amigos.

Y si no te has portado bien este año y tienes que recurrir a las rebajas para renovar tu teléfono, piensa que con donatumovil.org puedes hacer tu primera buena acción del año. Seguro que los Reyes Magos lo recordarán en 2009.

Anuncios

Meteorología para todo el 2008

29/12/2007

Se acaba este año y ya empezamos a preguntarnos cómo será el siguiente. Por ejemplo: ¿hará sol el día de mi cumpleaños? o ¿lloverá durante mis vacaciones de verano?

Calendario Zaragozano 2008

El calendario zaragozano es un pequeño almanaque que contiene las tendencias climáticas de todo un año en el territorio español. Sus previsiones se basan en los movimientos de la luna, la proximidad de diferentes cometas y otros fenómenos astrológicos, como los eclipses.

Lo comenzó a publicar en 1840 Mariano Castillo y Ocsiero, un astrólogo y meteorólogo de gran reputación entre los agricultores, por la utilidad de sus previsiones meteorológicas. Incluso desde su lecho de muerte, fue capaz de predecir una importante granizada que asoló los campos aragoneses poco después. Eso sí que es profesionalidad.

A pesar de los fundamentos pseudocientíficos en los que se basó originalmente el autor y de los últimos estragos del cambio climático, el calendario zaragozano se ha seguido editado año tras año hasta hoy, con total vigencia y gran exito de ventas. Su rudimentaria encuadernación que le confiere un sabor a “botica de la abuela”, también ha contribuido a su supervivencia, como una rara tradición, en estos tiempos de satélites, meteo-sites y comunicaciones electrónicas.

El calendario zaragozano de 2008 puedes encontrarlo en la mayoría de las librerías importantes de España, o también puedes adquirirlo directamente en la web de la editorial.

Visto en El ambiente en medio.

Y como este post de fin de año parece un poco off-topic, aprovecho el final para darle un giro digital: ¿para cuándo una edición online del calendario zaragozano?


Actúa hoy. Y mañana, también.

05/06/2007

Hoy, día mundial del Medio Ambiente, os recuerdo que todos seguimos en peligro. Y mañana también.

Green Greenpeace

Pero hay cosas que podemos hacer.

Por ejemplo, visitar la web de Greenpeace:

  • E informarte acerca de los escalofriantes efectos del cambio climático para luego contárselo a esos y esas que dicen que no es para tanto.
  • O apuntarte al curso sobre energías renovables que impartirán este verano en El Escorial y que tal vez puedas aplicar en tu propia vivienda.
  • O colaborar desde tu ordenador en alguna de las campañas para ciberactivistas que organizan desde su web.
  • O difundir cualquiera de sus informes entre tus amigos y amigas.
  • O colaborar económicamente con ellos: no reciben subvenciones de empresas o estados. Sólo de los particulares, como tú y como yo.

El caso es que algo se puede hacer.

Y mañana también.