Mejor que la película, el trailer

27/01/2009

Si te aburre pasar casi dos horas sentado en la butaca del cine, Teaserland ha organizado un festival para ofrecerte una alternativa.

www.teaserland.com

Se trata de un festival de piezas “teaser” o “trailers”, es decir, esos avances que nos ponen en la pantalla del cine antes de la peli que hemos ido a ver y que pretenden convencernos de las otras pelis que deberíamos ver próximamente. O como dicen en la propia Teaserland: piezas promocionales de una película para seducir al espectador.

La peculiaridad del concurso que organizan desde Teaserland es que las películas que se anuncian no han sido rodadas, no existen y no podrás verlas nunca al completo. Vamos, que si te gusta alguno de los trailers, o te conformas con él o tendrás que buscarle tú la financiación al director para que culmine el proyecto.

Para incentivar la participación en el festival, cuyo periodo de admisión de piezas finaliza el 29 de febrero, desde Teaserland han invitado a algunos directores y directoras profesionales a hacer su propio trailer falso. Podemos ver los de Isabel Coixet (No me hables de la vida cuando me estoy muriendo), Jaume Balagueró (El exorcista V) o el de José Corbacho y Juan Cruz (My best friend’s cock), entre otros. Muy curioso.

Y a pesar de que la gran cantidad de vídeos enviados al concurso han convertido a esta web en un ameno batiburrillo de bromas friki, entre toda la morralla podemos encontrar piezas realmente sorprendentes. Por ejemplo, la reciente Baños de VincentV, o Elements de distorsio de IGCFilms. Por supuesto, también veremos cineastas en ciernes que se lo toman como un pequeño reto e intentan obtener los 30.000 eurazos del premio para después, ya en serio, rodar su propio corto.

Sin embargo, en la mayoría de las propuestas que podemos ver en la web se echa en falta la agilidad de la realización publicitaria. Al fin y al cabo, el trailer es una pieza comercial mucho antes que artística. ¿No?


Los Reyes Magos y Papá Noel contestan… por vídeo

25/12/2008

Cansados de trabajar sólo un par de días al año, estos chicos han preparado una web para enviar mensajes a todos los niños y niñas.

Desde la web Navidades Sorprendentes, que se ha puesto en funcionamiento con la colaboración de Cefa, puedes solicitar un vídeo de los Reyes Magos o de Papá Noel para tu hija, sobrino, primo o incluso para tu padre o tu mujer.

Sólo tienes que indicar el nombre de quien lo va a recibir, decir qué cosas se le dan bien y qué cosas tiene que mejorar y facilitar una dirección de e-mail para que lo reciba. Entoces se prepara un vídeo (tarda un poquito) que puedes previsualizar y luego enviar un enlace por e-mail para que quien lo reciba pueda acceder al vídeo.

Es una iniciativa curiosa, bastante lograda, y seguro que a más de un niño le hace mucha ilusión.

¿He dicho que también vale para los mayores?


Reivindicación de los Reyes Magos

19/12/2007

¿Y tú de quién eres?

Yo soy de los Reyes Magos

Este viejo tema de comparar a Papá Noel (alias Santa Claus) con los de los Reyes Magos surge una y otra vez, al menos en España, cuando llegan estos postreros días del año.

Sabedores de la capacidad movilizadora que las tradiciones bien arraigadas tienen para los seres humanos, una agencia de publicidad ha decidido tomar este tema para montar su particular auto-campaña navideña. En la página yosoydelosreyesmagos.com puedes ver y escuchar el rap anti-santaclaus que se marcan los tres Reyes Magos, además de leer otros secretos inconfesables sobre “el de rojo” e incluso enviar una postal de navidad con un Rey Mago rapeando personalizado con tu propia cara.

Ya advierto que no es una página recomendada para menores ni almas demasiado cándidas.

También me ha llegado un e-mail (os lo copio más abajo) que mucho me temo que está relacionado con la misma campaña.

Otro marketing viral agresivo al ritmo de O estás con nosotros o estás contra nosotros.

Lee el resto de esta entrada »


Míralo de otra manera

18/10/2007

Si después de darle muchas vueltas a un problema, un reto creativo o un rediseño, no consigues seguir adelante, aquí tienes un generador de desbloqueadores.

Oblique Strategies Cards

Las estrategias oblicuas de Brian Eno y Peter Schmidt son una colección de breves sentencias o aforismos condensados que nos proponen formas alternativas de mirar la realidad que tenemos delante. Como en el pensamiento lateral de Edward de Bono, se trata de intentar pensar las cosas de una manera diferente a como solemos hacerlo.

Si quieres fardar delante de tus colegas puedes adquirir un juego de tarjetas con la colección completa (3ª edición). Pero si no quieres hacer esta inversión por el momento, también puedes consultar la estrategia del día en esta página web.

¡Atención! Es verdad que puedes buscar y buscar hasta encontrar una sentencia que te convenga, pero es mejor que, inicialmente, intentes aplicar la primera o la segunda frase que obtengas, pues se trata de re-pensar las cosas, no de encontrar soluciones automáticas.

Como las frases originales en inglés pueden llegar a ser algo crípticas, recuerda que dispones de WordReference para ayudarte a interpretarlas. O también puedes consultar aquí, en castellano, algunas de las estrategias.

Visto en WebWorkerDaily


A un panel de ricas fotos…

03/10/2007

La alternativa a los archivos fotográficos en los que tienes que pasar páginas una y otra vez para encontrar la foto que buscas.

Panel de BrightQube

BrightQube es un archivo fotográfico comercial cuya más interesante característica es la forma de presentar la pantalla de resultados de la búsqueda: de un sólo vistazo puedes ver un buen montón de imágenes.

¿Cómo lo hace? Pues presentando un gran panel de miniaturas de las fotos, por el que puedes navegar al intuitivo estilo de GoogleMaps. Este panel resulta muy útil para localizar una imagen cuando lo que más te interesa es el tono general, o que aparezca un objeto concreto.

No me extrañaría que dentro de poco Corbis, Getty o iStock compraran este site para utilizar su tecnología en su propia página web. Tiempo al tiempo.

Los precios de las imágenes de la versión profesional no son muy elevados, y los de la versión amateur (llamada “everyday”) son realmente interesantes, aunque la calidad de las imágenes ofrecidas por sendos archivos no sea la misma.

Algunos defectos: sólo puedes utilizar una palabra clave en la búsqueda, y el funcionamiento es un poco lento, sobre todo para ver los datos de cada foto.

Y aunque las versiones beta han perdido ya el significado que tenían antes, les voy a conceder a estos chicos un voto de confianza, pues en su página de entrada prometen mejoras continuas para arreglar éstos y otros pequeños problemillas .

Visto en Go to Web 2.0


La página del millón de pixels convertibles en dólares.

12/06/2007

Una idea sencilla, lanzada en el momento justo, que sentó cátedra en el negocio del dinero rápido en Internet.

Million Dollar HomePage

Aunque la web del millón de dólares se creó en el año 2005 y para algunos puede ser noticia usada, como este blog está destinado a los no especialistas en Internet, es decir, a aquellos que no viven por y para la web, es posible que muchos no la conozcáis. Así que aquí os dejo esta sencilla historia que nunca habría existido sin la existencia previa de Internet.

Alex Tew, un estudiante universitario del Reino Unido, tuvo la estrafalaria idea de maquetar una página web con un panel de un millón de pixels (esos puntitos con los que se representan las imágenes en los monitores de los ordenadores) y después poner a la venta cada uno de esos pixels, al precio de 1 dolar, aunque la compra mínima debía ser de 100 pixels. Obviamente, cada parcelita de pixels tenía un hipervínculo a la página web del comprador: al final siempre está la publicidad.

La noticia corrió de e-mail en e-mail, en un caso típico de marketing viral, y todo el mundo fue a visitar la dichosa página. Los grandes anunciantes captaron la oportunidad de inversión, evaluaron la rentabilidad del negocio y compraron su parcela. Por ejemplo, yo vi allí el logo de Nike, aunque ahora ya no esté.

Y así, en cuatro meses, Alex Tew consiguió el dinero que necesitaba para pagarse sus estudios y algún que otro capricho: algo más de un millón de dólares. A medida que quedaban menos pixels por vender, nuestro amigo Alex se las ingenió para subir su cotización y los últimos 1.000 se subastaron en eBay ¡por más del 600% de su valor inicial!

La página actual ya no tiene el tráfico de sus inicios, ni los propietarios de las parcelas son los mismos de hace un par de años, pero merece la pena darse una vuelta por ese parqué publicitario y sorprenderse ante tanto banner junto y quienes son ahora los anunciantes.

Como os decía al principio, una historia curiosa digna de figurar en los anales de Internet, que ha tenido multitud de imitadores posteriormente. Basta con utilizar las palabras pixel, million, dollar en un buscador y enseguida llegarás a los sucedáneos.


7 nuevas maravillas, no. 830 (por ahora), sí.

22/05/2007

Una genial y perversa idea que, con la imprescindible ayuda de Internet, va a proporcinar al Sr. Bernard Weber un pingüe beneficio durante el resto de su vida… y la de los accionistas de su negocio.

Bernard Weber & the New 7 Wonders

Receta Weber del negocio en 4 pasos:

1. Reinventa o actualiza una idea dormida, pero bien conocida por todos (Las 7 maravillas del mundo antiguo), que fomente el espíritu competitivo y localista, pero que pueda distribuirse mundialmente (la quintaesencia del think globally, act locally).

2. Invita a unos cuantos nombres relevantes (o compra sus firmas) para que den su opinión y confieran cierto prestigio al proyecto.

3. Monta una web elemental que sea de lectura rápida (no importa demasiado que tenga un buen diseño). Publicítala, comunícala, difúndela y ofrece participación inmediata, pero controlada, a la gente (recoge sus e-mails de contacto para futuras comunicaciones, por supuesto).

4. Cobra. Cobra por votar, por recibir un certificado de tu voto (cuida de que también sea publicitario), por leer las guías y ver los vídeos que elabores, por utilizar la marca que has creado, por escuchar su himno, por viajar bajo su paraguas… Y disfruta de la vida con ese dinero.

Así es el negocio de las “New7Wonders“.

Tras leer la escueta y desorientadora información que facilitan en esa web sobre cada una de las candidatas, yo no me considero cualificado para decidir sobre las más merecedoras de figurar entre “Las 7”. Seguro que hay otras que lo merecen más, porque ¿qué hace la Estatua de la Libertad de Nueva York comparándose con la Alhambra de Granada? O, si éstas son las “nuevas” 7 maravillas, por oposición a las “viejas” 7 del mundo antiguo, ¿que pintan ahí los monolitos de Stonehengue que datan de unos 3.000 años A.C.?

Y también me surgen estas preguntas: ¿Va a participar el señor Weber en la conservación de los monumentos elegidos finalmente? ¿Tal vez va a donar a las naciones responsables de su preservación un 1% de las ventas de viajes organizados, libros, vídeos, posters, discos, pins y otros gadgets que se produzcan bajo la marca “New7Wonders”? ¿Tal vez va a cobrar a esos gobiernos por utilizarla? ¿Quién ha dicho que este proyecto está apoyado por la UNESCO? ¿Qué fiabilidad existe en una votación donde el jurado puede eliminar a su antojo aquellos votos o votantes que no les gusten?

“…NOWC reserves the right at its absolute discretion to exclude votes and voters. “

Use of the GVP. Terms and Conditions for the New 7 Wonders Global Voting Platform.

Si queréis reflexionar vuestro voto antes de lanzaros como locos a “salvar” vuestra candidata (al principio, yo también caí), aquí os dejo algunas voces alternativas:

A pesar de Internet, nuestro planeta sigue siendo demasiado grande como para limitar sus maravillas a siete. Prefiero la lista de 830 “maravillas” que la UNESCO viene manteniendo desde hace décadas.

Puedes consultarlas aquí, en el mapa del actual Patrimonio de la Humanidad. Y gratis.

¡Ah!, por cierto, que nadie se confunda, la WebOftheWeek de hoy es la del mapa de la UNESCO, no la de las new7wonders.