Para Guías Turísticos en Madrid (y aficionados)

02/11/2010

Cualquier hijo de vecino no pude meterse a Guía Turístico así, de la noche a la mañana, por estar suscrito a la editorial El Avapies, haberse leído tres galdoses, dos umbrales y algo de Carandell. Pero con esta herramienta, puede intentar aparentarlo.

Detalle de la diosa Cibeles, desde MonumentamadridMonumentamadrid es un proyecto web  del Ayuntamiento de Madrid en continua evolución que recoge información pormenorizada de un montón de grupos escultóricos, edificios singulares, placas conmemorativas, piezas curiosas de mobiliario urbano, fuentes, arcos y otros elementos de ornamentación de la capital española.

De cada monumento facilitan una precisa descripción, además de interesantes datos históricos (fecha y motivo de su construcción o instalación), técnicos (medidas, materiales…) y un pequeño plano de su ubicación exacta. Sin embargo, hay que destacar especialmente la gran galería de imágenes de cada pieza. Fijáos, si no, en los monumentos madrileños más conocidos, como la fuente de Cibeles o la estatua de Colón, por ejemplo.

Toda esta información puede descargarse en un archivo pdf prediseñado en forma de ficha didáctica sobre cada monumento. Ideas: puedes utilizarla para preparar una ruta por Madrid, guardar en el album de fotos de la útlima visita a la capital, o como material complementario en algún trabajo de clase.

La información puede localizarse en esta página web buscando directamente por palabras clave (al estilo Google, que dicen algunos) pero también navegando por sus menús, clasificados por diferentes criterios: el propio nombre del monumento, la zona geográfica (calles o distritios), la época de su instalación e incluso por el autor. También se puede seleccionar una categoría (Estatuas, Fuentes, Puentes…) y ver todo lo que hay clasificado en ese grupo temático.

Por ejemplo, puedes buscar los monumentos de tu barrio y organizarte un paseo guiado para tus hijos, sobrinos o nietos. Bueno, también puedes aprenderte tres o cuatro detalles curiosos y fardar delante de algún amigo o amiga.

Y a los guías profesionales les servirá sin duda para completar sus conocimientos, añadir algún detalle a su discurso o variar ligeramene el itinerario habitual de su paseo.

¡Hala, a patear la calle, que aún no hace tanto frío!

Anuncios

Word, Excel y Access gratis, pero no de Microsoft

17/12/2008

OpenOffice es un conjunto de programas que te ofrecen toda la potencia de la famosa suite de Microsoft, pero sin gastarte un solo euro. Y todo legal, ¡eh!

OpenOffice en español

El proyecto OpenOffice se compone de seis programas básicos: procesador de textos (Writer), hoja de cálculo (Calc), gestor de bases de datos (Base), generación de fórmulas matemáticas (Math), desarrollo de presentaciones (Impress) y dibujo y diseño gráfico (Draw). La mayoría de sus prestaciones son similares a las que ofrece la suite de Microsoft, por lo que el abandono de la plataforma de Mr. Gates no será muy traumático y en seguida podrás hacer documentos sencillos con cualquiera de las aplicaciones. Sin embargo, habrá que dedicar algún tiempo más a practicar para aprender las peculiaridades de OpenOffice y sacarle todo el partido.

Esta suite está siendo cada vez más utilizada por todo el mundo, desde particulares y organizaciones sin ánimo de lucro, hasta instituciones oficiales, centros educativos y empresas privadas. La reducción de costes informáticos es una poderosa razón para el cambio ¿no?, y aún más en estos tiempos de crisis. La calidad de OpenOffice no está en cuestión y además, versión tras versión se van introduciendo novedades que la colocan al mismo nivel que su referente de pago (en la v.3.0 ya incluyen un asistente para fórmulas matemáticas).

Pero ¿cómo es posible que OpenOffice te ofrezca esta gran calidad sin pagar por ello ni un duro?

Es el resultado de lo que se llama software de codigo abierto (open source): se trata de un desarrollo informático que se ofrece “abierto” a todo el mundo, es decir, que cualquiera (con unos ciertos conocimientos de programación y suficiente tiempo para ponerse a ello) puede modificarlo e introducir mejoras. Desde una página web principal del proyecto informan del funcionamiento, coordinan las contribuciones y agradecen cualquier colaboración, consejo, sugerencia de mejora, aviso de errores o fallos, etc.

El proyecto OpenOffice está mantenido principalmente por la empresa Sun Microsystems, aunque también reciben contribuciones de corporaciones como Novell, RedHat, RedFlag, CH2000, IBM, Google y de otras 450.000 personas y organizaciones de todo el mundo. Esta es la idea que hay detrás de una “comunidad de código abierto”: la colaboración entre multitud de empresas y personas para desarrollar el mejor software posible, en este caso para el trabajo de oficina diario.

¿Y quién gana dinero con este tipo de proyectos? Es algo difícil de precisar. Parece que el mayor ingreso externo que obtienen las empresas promotoras son las donaciones de los usuarios (¿confianza en la bondad humana?). Por otra parte, también esperan recaudar algo por la venta de otros productos complementarios de esta suite y que, éstos sí, ya serán de pago; o también por los servicios profesionales que contraten los grandes clientes (instalación, formación del personal, mantenimiento, servicio técnico, etc…). Aunque me temo que tendremos que esperar unos años para comprobar la rentabilidad efectiva de este tipo de proyectos.

Por ahora ya puedes descargar la versión 3.0 en castellano desde aquí. Y si deseas más información sobre el proyecto y enterarte de cómo colaborar, debes visitar la página principal (en inglés).

Pobre Microsoft… ¿o no?


Tipos de letra para hartarse… y gratis

05/11/2008

Si quieres romper las reglas básicas del diseño utilizando más de 3 tipografías en el mismo documento, esta es tu página.

Si en tus documentos empleas únicamente la funcional Times New Roman y la indigesta Arial (¡Viva la Helvética por siempre!) en 1001 Fonts encontrarás un mundo nuevo para explorar: más de 1000 tipos de letra diferentes para tu ordenador.

En el menú derecho de esta página se clasifican los tipos de letra -también llamadas fuentes tipográficas- utilizando diversos criterios. Por ejemplo, puedes acceder directamente a las tipografías más descargadas, las últimas novedades o las más comentadas. Aunque la clasificación más útil será la que las agrupa por su estilo: caligráficas, de apariencia antigua (Retro), de tebeo (Comic), con iconos y símbolos en lugar de letras, imitación de alfabetos orienales (Foreign imitation) e incluso tipos de letra difíciles de leer (Hard to read).

La mayoría de las fuentes están disponibles para PC y MAC, todas son gratuitas (aunque en 1001 Fonts tienen la deferencia de redirigirte a páginas de tipografías comerciales) y puedes bajarte tantas como quieras. Sin embargo, no es recomendable andar trasteando mucho en las fuentes que utiliza el sistema operativo, pues se vuelve inestable fácilmente y tanto cambio podría afectar también a algunas aplicaciones. Es preferible que instales dos o tres fuentes, las pruebes, y si no te resultan útiles, las borres: cuantas menos fuentes tengas instaladas, más rápido irá todo.

A favor de 1001 Fonts hay que decir que incorpora algunas utilidades de la web 2.0. Por ejemplo, puedes votar si te gusta o no una tipografía o puedes previsualizar una frase corta con la tipografía elegida, antes de descargarla. Y si te registras, podrás añadir tus propios comentarios elogiando o denostando cada tipo de letra.

En su contra diré que aunque esta página resulta muy útil para localizar estilos de letra especiales para un titular, la portada de una presentación o para algún diseño radical, no está muy surtida de tipografías “normales”, es decir, de esas que utilizarías para escribir un párrafo largo. Y además está en inglés. Aunque no tendrás que leer demasiado.

Una idea: ¿Qué tal unas tipografías nevadas para las tarjetas de felicitación de navidad?

Cuidado, que engancha.


Un despertador en la web

28/10/2008

Selecciona una hora, elije un sonido y échate a dormir.

Kuku klok

Kuku Klok es una página web muy muy sencilla: te proporcina un reloj digital para que indiques la hora en que quieres que suene el despertador y te ofrece varios sonidos para que elijas uno… y a la hora seleccionada, suena la alarma que elejiste.

Simple, elemental, pero muy útil para que la siesta no dure más de los 30 minutos recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Recomendado también para quienes tienen el PC conectado las 24 horas y se les pegan las sábanas con relativa frecuencia (no vale dormir con el PC en la cama para apagarlo).

Por cierto, acuérdate de encender los altavoces.

Visto en Util y Gratis.


Los favoritos de tu navegador, en cualquier ordenador.

24/01/2008

O cómo organizar fácilmente tus referencias de Internet para tenerlas a mano en cualquier parte del mundo.

Nube de etiquetas (tags cloud)

El servicio se llama Delicious y es uno de los que mejor han sabido entender y mantener la filosofía de la web 2.0: hazlo claro, sencillo y, sobre todo, útil.

Se trata de una especie de agenda donde, previo registro con un nombre de usuario y clave de acceso, puedes almacenar las páginas de Internet que te resulten más interesantes, o las que sueles visitar con más frecuencia, organizándolas por etiquetas (tags, en inglés) al igual que lo haces en las carpetas de los “favoritos” de tu navegador. La ventaja de las etiquetas es que puedes atribuir más de una a cada referencia.

Así, una página con las recetas de un famoso restaurante, puedes etiquetarla como “restaurantes”, como “recetas” y también como “comida”. Y luego la podrás localizar haciendo click en cualquiera de estas tres etiquetas. Y como las etiquetas las decides tú, puedes utilizar la palabra que te de la gana en el idioma que más te apetezca.

Otro punto a favor de Delicious es que cuando tú “fichas” una dirección en tu agenda, te informa de cuánta gente la ha archivado también, de manera que puedes saber si una determinada dirección es muy famosa o poco conocida.

Si a esta característica le añadimos que, utilizando cualquier palabra clave o etiqueta, puedes hacer búsquedas entre todas las direcciones que cualqueir usuario de Delicious haya archivado, tenemos una especie de buscador experto: sólo te ofrecerá direcciones que ya han sido consideradas relevantes por otras personas, indicándote además cuánta gente las ha considerado importantes.

Para introducir una dirección nueva en tu agenda, una vez ya te has registrado, basta con hacer click en la palabra “post” en la parte superior y escribir la dirección del site en la casilla en blanco que te aparecerá (o pegar la dirección, si la copiaste antes). Luego, presionas en “save” y en la siguiente pantalla puedes añadir libremente tus comentarios en la parte de “description” y “notes”. Y en “tags” escribes, separadas por espacios, las etiquetas que deseas utilizar para identificar esa página.

En el apartado de “help”, en “Bookmarking”, tienes otra manera de hacer esta operación más facilmente: añadiendo unos pequeños botones a tu navegador (Firefox o Internet Explorer). Con uno de ellos, cuando quieras archivar una página interesante, sólo tendrás que pulsarlo para acceder directamente a la ventana de clasificación (para asignar tus tags). El otro botón te permite acceder a tu listado completo de páginas guardadas, es decir, tus favoritos o “bookmarks”.

Esto sólo es el principio. El resto de características de Delicious tendrás que irlas descubriendo poco a poco.


A un panel de ricas fotos…

03/10/2007

La alternativa a los archivos fotográficos en los que tienes que pasar páginas una y otra vez para encontrar la foto que buscas.

Panel de BrightQube

BrightQube es un archivo fotográfico comercial cuya más interesante característica es la forma de presentar la pantalla de resultados de la búsqueda: de un sólo vistazo puedes ver un buen montón de imágenes.

¿Cómo lo hace? Pues presentando un gran panel de miniaturas de las fotos, por el que puedes navegar al intuitivo estilo de GoogleMaps. Este panel resulta muy útil para localizar una imagen cuando lo que más te interesa es el tono general, o que aparezca un objeto concreto.

No me extrañaría que dentro de poco Corbis, Getty o iStock compraran este site para utilizar su tecnología en su propia página web. Tiempo al tiempo.

Los precios de las imágenes de la versión profesional no son muy elevados, y los de la versión amateur (llamada “everyday”) son realmente interesantes, aunque la calidad de las imágenes ofrecidas por sendos archivos no sea la misma.

Algunos defectos: sólo puedes utilizar una palabra clave en la búsqueda, y el funcionamiento es un poco lento, sobre todo para ver los datos de cada foto.

Y aunque las versiones beta han perdido ya el significado que tenían antes, les voy a conceder a estos chicos un voto de confianza, pues en su página de entrada prometen mejoras continuas para arreglar éstos y otros pequeños problemillas .

Visto en Go to Web 2.0


Cómo evitar tener que trazar el logotipo

04/09/2007

¿Necesitas el logo vectorizado de una gran empresa o una conocida marca, para poder redimensionarlo sin problemas de resolución? Tienes dos opciones, o te lo bajas de su web y lo redibujas jugando a las adivinanzas, o visitas la Logoteca.

La Logoteca

Tal y como queda expresado en su página principal, la Logoteca nació con la finalidad de que los diseñadores gráficos y directores de arte dejemos algún día de perder el tiempo redibujando una y otra vez lo que otros ya han hecho, y dediquemos ese tiempo a crear, descansar o tomar unas cervezas con los amigos.

Loable empeño de su creador, Álvaro, que aunque se disculpa por el pobre diseño del sitio, tal vez haya de ser reivindicado como un pionero de la “web social”.

¿Por qué? Pues porque se trata de una web donde el diseño se pliega totalmente a la funcionalidad (ven, elige tu logo y bájatelo) y el espíritu del proyecto se basa en la información compartida por los usuarios (tú también puedes aportar logos vectorizados).

Y eso es lo más importante, que puedes contribuir con tus logotipos vectorizados (o trazados, que también se dice) enviándolos comprimidos y en formato Illustrator. Si usas otro programa como CorelDraw o Freehand (R.I.P.) es mejor que los conviertas a Illustrator.

Y como premio a tu aportación, figurarás en la lista de “Los auténticos de la Logoteca“.