Word, Excel y Access gratis, pero no de Microsoft

17/12/2008

OpenOffice es un conjunto de programas que te ofrecen toda la potencia de la famosa suite de Microsoft, pero sin gastarte un solo euro. Y todo legal, ¡eh!

OpenOffice en español

El proyecto OpenOffice se compone de seis programas básicos: procesador de textos (Writer), hoja de cálculo (Calc), gestor de bases de datos (Base), generación de fórmulas matemáticas (Math), desarrollo de presentaciones (Impress) y dibujo y diseño gráfico (Draw). La mayoría de sus prestaciones son similares a las que ofrece la suite de Microsoft, por lo que el abandono de la plataforma de Mr. Gates no será muy traumático y en seguida podrás hacer documentos sencillos con cualquiera de las aplicaciones. Sin embargo, habrá que dedicar algún tiempo más a practicar para aprender las peculiaridades de OpenOffice y sacarle todo el partido.

Esta suite está siendo cada vez más utilizada por todo el mundo, desde particulares y organizaciones sin ánimo de lucro, hasta instituciones oficiales, centros educativos y empresas privadas. La reducción de costes informáticos es una poderosa razón para el cambio ¿no?, y aún más en estos tiempos de crisis. La calidad de OpenOffice no está en cuestión y además, versión tras versión se van introduciendo novedades que la colocan al mismo nivel que su referente de pago (en la v.3.0 ya incluyen un asistente para fórmulas matemáticas).

Pero ¿cómo es posible que OpenOffice te ofrezca esta gran calidad sin pagar por ello ni un duro?

Es el resultado de lo que se llama software de codigo abierto (open source): se trata de un desarrollo informático que se ofrece “abierto” a todo el mundo, es decir, que cualquiera (con unos ciertos conocimientos de programación y suficiente tiempo para ponerse a ello) puede modificarlo e introducir mejoras. Desde una página web principal del proyecto informan del funcionamiento, coordinan las contribuciones y agradecen cualquier colaboración, consejo, sugerencia de mejora, aviso de errores o fallos, etc.

El proyecto OpenOffice está mantenido principalmente por la empresa Sun Microsystems, aunque también reciben contribuciones de corporaciones como Novell, RedHat, RedFlag, CH2000, IBM, Google y de otras 450.000 personas y organizaciones de todo el mundo. Esta es la idea que hay detrás de una “comunidad de código abierto”: la colaboración entre multitud de empresas y personas para desarrollar el mejor software posible, en este caso para el trabajo de oficina diario.

¿Y quién gana dinero con este tipo de proyectos? Es algo difícil de precisar. Parece que el mayor ingreso externo que obtienen las empresas promotoras son las donaciones de los usuarios (¿confianza en la bondad humana?). Por otra parte, también esperan recaudar algo por la venta de otros productos complementarios de esta suite y que, éstos sí, ya serán de pago; o también por los servicios profesionales que contraten los grandes clientes (instalación, formación del personal, mantenimiento, servicio técnico, etc…). Aunque me temo que tendremos que esperar unos años para comprobar la rentabilidad efectiva de este tipo de proyectos.

Por ahora ya puedes descargar la versión 3.0 en castellano desde aquí. Y si deseas más información sobre el proyecto y enterarte de cómo colaborar, debes visitar la página principal (en inglés).

Pobre Microsoft… ¿o no?

Anuncios